Estrategia emocional de marca

Hoy en el Blog de Marketing Digital vamos a hablar de la estrategia emocional de marca, uno de nuestros mejores aliados para conseguir un trato de favor por parte del cliente más irracional. ¿Qué es lo que realmente vende de un producto? ¿Tenemos una diferenciación emocional?

Introducción a la estrategia emocional de marca

En muchas ocasiones el factor emocional es la clave para llegar al corazón de nuestro target. Por ello es imprescindible conocer las sensaciones que genera la imagen de nuestra marca, determinar si estamos mostrando un mensaje diferente al de la competencia o si éste es atractivo para el consumidor.

Al igual que en el marketing más tradicional, en marketing digital también es necesario conocer cómo se percibe la marca en la red y cómo se interactúa con ella. Para ello podemos empezar investigando a través de la analítica en nuestra propia web o redes sociales.

La estrategia emocional de marca no tiene por qué ser algo de grandes marcas, empezar a sacar conclusiones y a testear puede ser una gran forma de lograr el factor emocional de marca.

¿Cómo piensa el usuario de nuestra web?

Cuando desarrollamos una web o una landing page para promocionar un evento o nuevo producto de nuestra marca, la tendencia es pensar en realizar un site web optimizado para ser visionado en ordenadores de mesa o portátiles. Ya no vale con tener una versión responsive, ¿y si la mayoría de las conversiones se producen desde tablets o móviles?

Este será el primer aspecto a determinar. Cualquiera con mínimos conocimientos en analítica web podrá ver los datos de su página y determinar qué dispositivos son los que predominan las conversiones. Lo cierto es que la tendencia actual indica que los dispositivos móviles siguen creciendo en detrimento del ordenador de toda la vida.

En la actualidad pensamos más en el tipo de dispositivo que en la mentalidad de nuestro usuario cuando este navega por la web. Ahí está el error. Debemos conocer cómo se mueven, qué buscan los usuarios de nuestra web para poder crear nuestra estrategia emocional de marca.

La clave es crear una estrategia emocional que atraiga a los usuarios de nuestro money site y sobre todo que despierte el deseo de actuar (conseguir conversiones) en estos clientes. El proceso de creación de una estrategia emocional de marca se basa en cuatro pasos según Talia Wolf, experta en la optimización de la conversión.

Analizar la estrategia emocional de tus competidores

Debemos preparar una lista de nuestros principales competidores, sobre todo aquellos que estén atacando el mismo target que nosotros. No importa si les están vendiendo otro tipo de producto, lo importante es que cumplan con el perfil de nuestro público objetivo.

Tras tener una lista depurada empezaremos a examinar cómo están moviéndose en redes sociales o en la web; ¿cuáles tienen?, ¿Qué colores utilizan? , ¿Qué tipo de mensajes publican?, ¿Qué tipo de imágenes utilizan? Y por tanto… ¿Qué estrategia emocional de marca crees que siguen?

Blog de Marketing Digital

DAFO emocional

Básicamente consiste en realizar un análisis de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades desde el punto de vista emocional. Nos ayudará a conocer las emociones de nuestra competencia, dónde está muy saturado el sector y cuáles son nuestras oportunidades para ganarnos las emociones de nuestros usuarios.

Marketing Digital - Saul Cubilla infografia

Crear una estrategia de contenido emocional

Debemos analizar a fondo el DAFO emocional que hemos desarrollado. Estos datos nos permitirán sacar grandes conclusiones que podremos plasmar en nuestra estrategia de contenido emocional.

Por ejemplo, en el sector de la banca, la mayoría de los usuarios desconfían de las entidades bancarias y piensan que estos les van a engañar, es por ello que en este sector habrá que enfocar los contenidos a generar una mayor confianza. Poner al cliente en el centro de todo.

ING Direct ocupa desde 2015 el puesto al banco que más emociones despierta, gracias entre otras cosas a sus mensajes cercanos, su servicio amable, sus campañas llenas de optimismo. Desde que llegaron a España en 1999 han desarrollado una eficiente estrategia emocional de marca.

Fuente: http://www.marketingnews.es/tendencias/noticia/1089924029005/ing-direct-banco-mas-emociones-positivas-despierta.1.html

Testear y probar

Todo conocimiento en marketing se debe al testeo. NO podemos pretender creernos todo lo que dice una encuesta o las tendencias de nuestro mercado. El deber de las empresas es hacer sus pequeñas pruebas para conocer cuál es el rumbo real. Siempre nos podemos ayudar de estos grandes estudios para saber por dónde empezar, pero nunca con una fe ciega.

Por ejemplo, hace medio año se publicaban muchos artículos que determinaban cuál era el mejor día y la mejor hora para publicar en redes sociales, pues bien, esos datos son generalistas y nos pueden dar ideas, pero debemos ser nosotros quienes encontremos nuestros puntos fuertes (y débiles) para publicar.

En esta última fase es dónde se obtiene el conocimiento sobre nuestros clientes. No tenemos por qué lazar una sola landing page, sino que podemos probar con al menos cuatro. Hasta Google Analytics nos permite realizar test A/B sobre distintos diseños de página web para poder determinar el que más nos interesa.

Es importante tener un estilo propio, copiar a la competencia no es una opción viable. Si copiamos los colores, contenido de mensajes y emociones, probablemente no consigamos nada, puesto que esos clientes ya han escogido a la marca de nuestra competencia, nos costará más convencerles para que nos miren a nosotros que centrarnos en otros aspectos emocionales diferentes. Concretamente en las oportunidades emocionales que hemos detectado en nuestro DAFO emocional.

¿Te sientes atraído por alguna estrategia emocional de marca?

 

Dejar una opinión